Swimstrong 2018

July 9, 2018

 

Esta temporada iba a pasar en blanco en lo referente a competiciones.

 

Los ciclos me daban esperanza de tener mejor calidad de vida, y por lo tanto, de rebote, poder disfrutar de esta gran pasión que es el triatlón.

LLevo hechos hasta el momento 17 sprint, 1 olímpico y pensé que no podría hacer más.

Este año por el momento, he podido participar en un Half por relevos, donde hice el segmento de bici.

Me enteré de la existencia de esta prueba, Swimstrong, que celebraba su segunda edición el 8 de Julio en el Embalse de Navacerrada, y no me lo pensé dos veces...era mi prueba.

2000m, 4000m y 6000m...estaba claro a cual me apuntaría.

 

Después de mucho entrenamiento, llegó el tercer ciclo. Esperaba de él bastante, la verdad. 

Hace tiempo que no me daba ningún brote, y todo indicaba que empezaría a estar asintomático pronto, dejando de tomar mis tres pastillas diarias... (Etoricoxib, Diazepam y Tramadol)

 

A una semana de la prueba, me sentía muy cansado, que por otra parte es normal, pero más que de costumbre. El dolor de la mañana, también me acompañaba de tarde.

 

Costó mucho nadar ese Viernes, pero lo conseguí. El trabajo estaba hecho. Sólo quedaba esperar, que la semana fuese bien de dolor.

 

Pero no fue así. El Domingo volvieron los fantasmas...un brote me dejó seco hasta el Miércoles.

Un bajón no sólo físico, si no también emocional. 

 

El Jueves empecé a remontar, incluso fuí al gimnasio a hacer fuerza.

El Sábado por la noche, no podía dormir de los nervios.

 

LLegó por fin el Domingo...no me levanté tan mal!!!. Desayuno, medicación, ducha calentita, estiramientos, mochila preparada...y a Navacerrada!!!.

 

Cuando llegué, el embalse estaba espectacular. Nivel del agua brutal, y muy limpia.

Todo muy bien organizado.

 

Allí me encontré a mi amiga Amaya Barroeta, de Triatlón Las Rozas, que también participaba, y al poco tiempo de estar allí, apareció mi compi y amigo de Triarroyo, Sergio, que estaba haciendo puertos, y terminó antes para ver mi competición, y darme ánimos (como se agradece).

 

La salida del 6000 y 4000 era conjunta. El 2000, saldría más tarde.

 

LLegó el momento, y dejé que salieran todos, quedándome el último, para no recibir los típicos golpes de una competición de este tipo.

 

La primera vuelta de (2000), la hice a ritmo constante pero algo "bananero", o como decimos en Triarroyo, "a ritmo de la noche". Al terminar la segunda vuelta, terminaron los del 4000, y todos los del 6000 estabamos muy separados unos de otros. Me paré en la boya, ya que sólo venía una persona para girar, y no molestaría.

Cogí mi gel de Keepgoing que llevaba dentro del neopreno, y me lo tomé, dejando el envase debidamente atado a la cuerda de la boya para que luego al retirarla, se lo llevasen. (No hay que ensuciar los embalses)

 

Perdí algo de tiempo, pero no me importaba un minuto arriba o abajo. Yo estaba nadando por otra cosa. Lo hacía por toda la gente con EA que sufre brotes a menudo, que los fármacos no le hacen efecto, los que sufren por la noche, los que han caído en una depresión por no entender porque les pasa a ellos, por los que lloran en silencio, por sus familias, por supuesto por la mía, para demostrarles que puedo con esto, y también por mí mismo.

 

Esa última vuelta fue increíble. Me dolía todo...pero disfrutaba cada brazada, estirando, alargando cada una de ellas, en ese agua. Que maravilla nadar allí, que espectáculo.

Cada vez que cogía aire, podía observar todo el paisaje desde un lugar privilegiado.

 

Al terminar, me puse en pie, y me costó llegar a la meta muchísimo. Dolor, agotamiento, pero con una gran emoción y sobre todo satisfacción. 

 

Sin duda alguna es una prueba maravillosa que espero poder repetir.

 

Y animo a todas aquellas personas con EA, no importa el grado, a preparar una prueba así. 

No importa la distancia, puede ser algo corto, pero lo importante es el camino que se recorre hasta llegar a realizarla.

 

Gracias a mi familia, mis amigos, mi club Triarroyo por los ánimos que me habéis dado, y a la organización de la prueba por todo.

 

En Agosto el siguiente ciclo.

El brote del otro día fue un pequeño bache. Sigo con ilusión y esperanza en este tratamiento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

September 14, 2020

January 16, 2020

September 29, 2019

July 15, 2019

June 3, 2019

April 18, 2019

March 14, 2019

January 19, 2019

December 2, 2018

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Síguenos

            Dossier informativo EA

Fundación española de Reumatología