Deporte

March 12, 2018

 

El ejercicio es fundamental en esta enfermedad. Nunca hay que parar, si lo haces, como en la película Speed sucede..."pierdes". 

Debes de tener en cuenta, que si te han diagnosticado EA, tu vida tiene que cambiar, ya que los tratamientos son los que ayudarán a disminuir el dolor, y relentizar la enfermedad, pero la actividad física es 100% influyente en la evolución de la espondilitis anquilosante. Por lo que a diferencia de otras enfermedades autoinmunes, tenemos gran poder sobre ella. Los brotes son inevitables, pero podemos hacer que esta afección, sea mucho más llevadera con deporte, siendo este además, un hábito divertido y saludable.

Pero recuerda, lo primero será consultar y hablarlo con nuestro reumatólogo.

 

 

El mejor, más completo y beneficioso de los deportes para la EA, es sin duda la natación.

Si se carece de una buena técnica, se recomienda apuntarse a un curso de perfeccionamiento, ya que una mala postura nadando, puede no ser todo lo beneficiosa como debería, incluso acarrear más problemas musculares.

 

Los deportes de impacto, no se recomiendan por lo lesivos que son para las articulaciones.

Aunque con moderación, carrera suave, o paseos en bicicleta en rutas no muy largas son un ejemplo de actividad moderada.

 

Pilates y Yoga, son muy recomendables para mantener la flexibilidad del muscuesqueleto.

 

En este gran vídeo de los compañeros de Fisioterapia a tu alcance, explican muy bien una serie de ejercicios muy beneficiosos.

 

 

 

La fisioterapia respiratoria también es necesaria para mantener fuerte nuestra musculatura torácica y nuestra capacidad pulmonar.

Para ello se necesita un estimulador respiratorio. Los hay de muchas marcas y precios.

A mí particularmente me gusta mucho el PowerBreathe, que incorpora 10 niveles de dificultad, y el coste no es excesivamente elevado. Buena relación calidad-precio.

 

 

Respecto al triatlón, natación es lo que más entreno, sesiones de rodillo y alguna vez que me encuentro fuerte, salida en grupo con el club al que pertenezco.

La carrera, es lo que menos entreno, pero aún entrenando poco, se pueden sacar pruebas muy exigentes, sin pretender hacer marcas espectaculares, con un buen trabajo en piscina y en bici. 

 

Si has pensado en la práctica de este deporte, debes saber que es sacrificado en cuanto a entrenamientos...pero...nosotros debemos sacrificar tiempo para realizar ejercicio, debe ser un hábito que nos impongamos aunque muchos días no podamos casi levantarnos por la mañana. 

La fuerza de voluntad en esta enfermedad como en otras muchas, es de vital importancia.

 

Una vez que conseguimos el tiempo para entrenar, lo primero es acudir a un cardiólogo, normalmente remitido por nuestro reumatólogo, ya que si para una persona sana es muy importante, para nosotros un estudio cardiológico es totalmente obligatorio.

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

September 14, 2020

January 16, 2020

September 29, 2019

July 15, 2019

June 3, 2019

April 18, 2019

March 14, 2019

January 19, 2019

December 2, 2018

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Síguenos

            Dossier informativo EA

Fundación española de Reumatología